Translate

jueves, 10 de julio de 2014

16- LA “MEDITACIÓN-CIMIENTO”


Amados discípulos de la Vida:
                                                 Mantened vuestra vista fija en el rumbo espiritual. El rumbo espiritual es el Sendero de la UNIDAD DE LA VIDA. Éste, es el verdadero “rumbo espiritual”, no hay otro.
Vuestro caminar puede ser particular, diferente al de otros hermanos, vuestra forma de viajar y los ‘parajes’ donde tomar descanso interior podrán no ser los mismos que los que otros hermanos toman…, pero entended que la meta, es para todos la misma: LA CONCIENCIA DE UNIDAD.

Trascender las limitaciones, las separatividades, las ilusiones y los espejismos es tarea de todos los peregrinos, ya que no podéis encontrar la Verdad vibrante de la ‘Vida Una’ si vuestras mentes conservan confusiones y separatividades de todo tipo. Es necesario entonces superar la separatividad, en todos los planos y áreas de la vida, para llegar a la Unidad.
La base de esta comprensión es la siguiente: vais por la vida como “sujetos”, rodeados de “objetos” y de “otros” seres…Veis todo con esta óptica: “yo, y lo demás”. Esto, es consciencia dual, y debéis trascenderla, superarla, con “conciencia de unidad”.

 ¿Cómo hacerlo?, podrá ser la pregunta de quienes apenas estén comenzando.

Ahondad en el estudio, en el conocimiento de sí mismo, en la naturaleza del “yo”. Profundizad en la palabra “YO”. Llegaréis a trascender así la noción del yo personal, psicológico, y veréis que existe una AUTOIDENTIDAD que trasciende las fronteras y limitaciones de la mente condicionada. Veréis que el verdadero YO, el SER, es mucho más, mucho más que vuestros particulares deseos, proyectos, profesión, nacionalidad, emociones, ideas, etc.; todo lo cual es ilusión y limitación Veréis que el verdadero YO es inmortal, eterno e infinito, sin limitaciones. Entonces, cuando digáis conscientemente “YO SOY”, ya no será con identificación meramente personal, sino con comprensión de algo muy superior y trascendente, mucho más amplio que vuestro propio círculo de atracciones y repulsiones, afectos y odios, deseos y aversiones. Veréis que cada vez que digáis con consciencia “YO SOY” vuestro corazón estará palpitando cada vez con más fuerza en la Unidad de Vida, y dejaréis así de emplear la palabra ‘Yo Soy’ para hacer referencia a ilusiones y espejismos.

Esta lección no es nueva, como los alumnos versados podrán ver, pero lo será para muchos que han llegado a estos escritos y que recién comienzan el Sendero interior. Es nuestro deber señalar una vez más este Sendero, el que toda alma humana debe recorrer, siendo ese Sendero el Retorno al gran “Hogar”, del cual todas las cosas han nacido.
Ahondad en esta lección: el “YO SOY” debe ser abordado con nueva comprensión, y así vuestra vida cambiará rotundamente, radicalmente, pues estaréis saliendo del plano de la limitación y reencontrando una Fuente inagotable de Sabiduría de la Vida.

LA MEDITACIÓN EN EL “YO”
ES LA PRIMERA PARA CUALQUIER ESTUDIANTE,
ES “EL CIMIENTO”.

Ahondad en esta clave, y relacionad todas las transmisiones que hemos entregado, que enhebran nuevos y simples aspectos del Conocimiento. Una vez más os decimos: Sed dóciles al “llamado interior”.

Nuestra Paz es vuestra.


                                                 Concilio de ERKS







15- La Meditación como "Indagación Profunda"

UN CAMINO AL DESPERTAR

Meditad en lo profundo de vuestras almas. Meditad en la Vida, en su significado y Propósito. Meditad hondamente en ‘qué sois’ como entes evolucionantes y en cuál es vuestra ubicación en la escala evolutiva. ¡Investigad!

El estudio es de fundamental importancia para el peregrino que se está abriendo al despertar espiritual. Leed, investigad, indagad profundamente el sentido de las cosas, no os quedéis solo con lo superficial de las respuestas pre-consabidas. Las grandes religiones, por ejemplo, tienen respuestas dogmáticas a los grandes interrogantes del mundo y de la existencia, pero no os servirán de mucha ayuda si no sois indagadores profundos. Contentarse con respuestas de segunda mano, es decir, explicadas por otros hermanos, solo puede servir como punto de apoyo en vuestro salto al más allá, como punto de partida de un viaje interno al cual accederéis con la energía de la creativa reflexión e inteligencia. No os quedéis con respuestas armadas, porque por más sugestivas y convincentes que puedan “sonar” al principio, no podrán llevar  más allá al peregrino. Necesitáis del impulso de la energía de la creativa reflexión audaz.

Atreveos a pensar diferente, salid de los límites de las creencias mundiales. Existen muchas creencias globalmente aceptadas que son erróneas, y otras que son ciertas, pero con fallas. Id más allá de todo. Cread el “puente” entre ‘el viejo mundo’ plagado de condicionamientos e ilusiones ancestrales, y ‘el mundo nuevo’ donde brilla por sí mismo el Sol de la Verdad. Ese PUENTE será creado por vosotros mismos, con la energía creadora del PENSAMIENTO; pero no del pensamiento mecánico, irreflexivo, sino del pensar creativo y original.

La mayoría en vuestra Humanidad de superficie no emplea el pensamiento creativo, sino que simplemente se mueven a través de la costumbre. No existe el esfuerzo mental pujante, original; en la mayoría es visible que esa condición, es inexistente, ya que solo lo poseen los aspirantes y discípulos de la Vida. La mayoría aún duerme en su sueño de costumbres y hábitos de sentimiento y pensamiento que producen karma, lo cual lleva al proceso prolongado de reencarnaciones. Este proceso de tener que nacer una y otra vez, termina cuando comienza la vida interna consciente y el discípulo llega a la Libertad; es decir, se libera de la tortuosa marcha de la ignorancia que lleva al dolor repetido; porque donde entra la luz del creativo pensar y ser, las sombras de la ignorancia desaparecen, quedan eclipsadas por la nueva Luz de la Conciencia.
Es por este motivo que os pedimos que meditéis hondamente, que seáis creativos en vuestras reflexiones, y en esto os puede ayudar la fantasía, el cuento; sí…, como lo escucháis. Atreveos a volar con la imaginación para despegar de la forma rígida de ver y pensar. Hablamos así, porque vemos que, a muchos estudiantes les sucede que, si no toman un camino alternativo, como puede ser el del arte, la poesía, o el juego, el mito, etc., no saben llevar su pensamiento más allá de la ideas tradicionales; les cuesta mucho “despegar” de las corrientes de pensamiento tradicionalmente aceptadas.

Id más allá! Por eso os decimos que el juego imaginativo os puede ayudar a despegar, para iniciar el viaje a las profundidades de lo desconocido, donde el verdadero Conocimiento vibra y brilla por sí mismo.
Las “verdades” filosóficas y religiosas se han convertido solo en un reflejo de la Verdad, se han transformado en doctrina, creencia tradicional y cultura. Podréis encontrar en todo ello un incentivo para el comienzo de la búsqueda, pero no os quedéis allí, no os conforméis con eso. Sed audaces en vuestro viaje. Debéis serlo, ya que debéis llegar lejos, muy lejos… en comprensión, y las “verdades prestadas” solo os pueden llevar al primer puerto, no más…

Nosotros, que transmitimos estas señales de guía interna, ya hemos recorrido esa parte del viaje interior que muchas almas humanas deben iniciar, es por ello que podemos hablar de esta forma. De todas maneras, no toméis estas transmisiones por ciertas solo por fe…; evaluad en vuestro fuero íntimo todo lo que se os dice. No hablamos para que creáis ciegamente, irreflexivamente nuestras palabras, sino para que iniciéis un camino de indagación y búsqueda interna, el cual muchos ya habéis comenzado. Ese es el fin de estas transmisiones, no otro. No buscamos “seguidores”, sino conciencias capaces de ver su situación real y de liberarse de la esclavitud de la ignorancia; y esto, queridos hermanos, de cada peregrino dependerá. Quienes estén resueltos y determinados, lo lograrán. En las actitudes y acciones está la verdad.

En Luz y armonía os saludamos,


Hermanos de ERKS




14- Meditación y Unidad de Vida


            El Sol en la Tierra necesita del despertar consciente de los humanos. Este despertar, es por un lado el RECUERDO de la esencia cósmica de muchos espíritus solares descendidos a la forma humana; y por otro lado ese despertar se refiere al pasaje de una conciencia dual y condicionada por las ilusiones de la forma, a una conciencia de unidad, sin fragmentaciones.
            Al primer tipo de despertar, RECORDAR QUIÉN SE ES A NIVEL CÓSMICO-SOLAR, hemos dedicado varias transmisiones ( http://recuerdos-siderales.blogspot.com.ar ). Esta transmisión estará dirigida al segundo aspecto del DESPERTAR, es decir, al desarrollo de una conciencia unitaria, inclusiva, hermanada con todo, y sensible a todas las formas de vida. Este segundo aspecto del despertar a nivel espiritual es lo que llamaremos:

DESPERTAR A LA UNIDAD DE LA VIDA

            Para obtener dicha conciencia, el hombre debe transitar antes un camino de conexión con la Tierra, es decir, debe comenzar a identificarse con todo lo creado, con toda la Creación. La Madre Naturaleza ofrece esta opción de despertar espiritual al hombre. Este sendero es el de la MEDITACIÓN, para un encuentro fecundo y profundo, lleno de vitalidad, con la vida natural; con las plantas, la tierra, el aire, los animales, y con todos los elementos llenos de palpitante vida que la Naturaleza ofrece.

            Este Sendero, el de la MEDITACIÓN y consecuente reencuentro espiritual con la unidad de la vida, es el que han tomado millones de almas en la Tierra, aprendiendo a soltar sus limitaciones humanas, es decir, a trascender sus egos construidos de materia ilusoria. Es en este sentido que existe una gran AULA en la Escuela-Tierra que enseña este proceso de unidad con toda la Creación, con la Naturaleza; y es en esta “aula planetaria” donde se hallan tantas escuelas de meditación que han venido a la manifestación en diferentes épocas de vuestra historia. Así podréis encontrar muchas vías de desarrollo donde la meditación es el punto en común, aunque las técnicas o modos empleados puedan ser diferentes, y donde la meta es la armonía y unidad con la Vida.

            Invitamos a todos los seres humanos, sin distinción, a tomar la vía del despertar espiritual referente a la “conciencia de unidad”; porque éste es el despertar más importante, el que todas las almas tarde o temprano deberán transitar, más allá de las particulares lecciones que por necesidad cada cual tenga.
La vivencia y conciencia de la unidad de la vida es  una meta común para todos, para todas las almas, sin distinciones.

Este Sendero, el de la UNIDAD, es “espiritualidad”

            Vemos que en la confusión reinante en esta época el hombre ha empleado la palabra “espiritual” de diferentes maneras, especialmente en estos tiempos, donde existe un auge de estos temas; y muchas veces esta palabra ha sido erróneamente interpretada y empleada. En primer lugar hay que entender qué es el ESPÍRITU, y recién entonces podréis ver qué es “espiritualidad”.
            El ESPÍRITU es el Ser Universal, indiviso, eterno y omnipresente; es el “UNO” sin nombre, aunque con ‘muchos nombres’ se ha intentado designarlo según las diferentes religiones y filosofías de la existencia. El ESPÍRITU es el SER, el UNO, a partir del cual y en Quien todas las formas existen, desde galaxias, soles, planetas, seres…, etc. Existe sólo una única PRESENCIA en todas las cosas, y es el SER o ESPÍRITU  UNIVERSAL.

            Por lo tanto, “espiritualidad” es volver a la unidad, es reencontrarse con la Vibración y Verdad de esa ‘Presencia’, que no conoce fracciones ni divisiones, sino que está integrada y es inmanente a las infinitas formas que pueblan el Cosmos Sideral.

            El despertar a la “espiritualidad” es, entonces, un camino a La Unidad; este es “el Sendero”; y la meditación, o contemplación, es la práctica que conduce a dicho Despertar de Conciencia, o bien, el reencuentro mismo con ese glorioso estado.

            ¡Activad en vosotros la correcta Meditación!

            Investigad en este sentido, y llegaréis a las puertas de un vital Conocimiento y Comprensión.

            Afianzad la Luz de estos conceptos.


Que la Paz de la Unidad despierte en los corazones